Cuando es tu novio quien te viola

La semana pasada salió a la luz el corto llamado “Soy Ordinaria” de Chloé Fontaine y reabrió la conversación sobre el “no es no“. Míralo si aún no lo has hecho.

Y ahora te hago una pregunta: ¿esto es una violaciónTanto si tu respuesta es afirmativa como negativa, creo que es importante definir qué es una violación.

 

¿Qué se considera una violación?

Está claro que siempre que se mantengan relaciones en contra de la voluntad de una de las partes, es una violación. Las violaciones suelen ir acompañadas de violencia, amenazas físicas y verbales, agresividad… por eso resulta fácil reconocerlas.

Pero ¿Qué pasa cuando se mantiene una relación sexual por insistencia de una de las partes, ignorando la negativa de la pareja?. ¿Qué pasa cuando usamos frases aparentemente inocentes (“¿qué pasa, que ya no te gusto?“), para que la otra persona acceda? ¿Qué pasa cuando invitamos a beber una copa más, para que así esté “más contenta“, más accesible?

Si esto se usa para que la otra persona se deje, es efectivamente una violación. Es mucho más violento y agresivo de lo que pueda parecer. No hay violencia física, pero sí psíquica:

  • “¿Qué pasa, ya no te gusto?” = Chantaje emocional.
  • Insistir física y verbalmente en mantener una relación a pesar de recibir varios “no” = coacción.
  • Dar de beber a una chica para que esté “más contenta/accesible” = drogarla para anular su voluntad.

Chantaje, coacción, anular la voluntad… suena bastante a un delito. A una violación.

 

Esto sí es una violación. 

En el corto, la chica “cede” ante las presiones y la insistencia de su pareja. Digo “cede”, aunque en realidad habría que decir “se deja penetrar en contra de su voluntad”. Se ve obligada a hacer algo que ha manifestado suficientes veces que no quiere hacer. Su novio tiene el poder físico de penetrarla y anularla en caso de resistencia. En el corto no forcejean, no le pega, no la amenaza físicamente, pero sí la obliga de una forma socialmente menos violenta, a que no oponga resistencia a ser penetrada.

El corto se llama “Soy ordinaria“, porque esto “le pasa a mucha gente”. Como socialmente no se considera una violación, no se puede denunciar. Muchas chicas no saben si lo que han vivido es una violación o no. Tampoco se habla, porque la víctima se siente avergonzada y confundida.  Social y legalmente, esto son “cosas de parejas”, y no agresiones sexuales.

Un estudio de la Asociación Americana de Universidades revela que una de cada cinco jóvenes ha sido víctima de agresiones sexuales. Y en el 80% de los casos, fue a manos de alguien que conocían. Y de hecho, en las universidades estadounidenses, es un verdadero problema, como cuenta muy bien el documental  The Hunting Ground.

Aquí en España no tenemos datos oficiales, porque como no se considera un delito, no se denuncia. Como son cosas de parejas, no se cuenta. Como no sabes muy bien hasta qué punto es una agresión sexual, no sabes cómo sentirte. Al final el silencio, la culpabilidad y la vergüenza, acaban acallando el problema.

 

Consecuencias en la relación de pareja

Además de vulnerar el derecho de tu pareja a decir que no, este acto tiene serias consecuencias en la relación, en muchos casos irreversibles. El sexo debe de ser un acto consentido por ambas partes en el que las dos personas tienen ganas de disfrutar el uno del otro, sentir placer y pasar un rato divertido. Cuando uno de estos factores no entra en juego, deja de ser un acto que une a la pareja.

El efecto es totalmente el contrario: en vez de cercanía genera rechazo, en vez de complicidad provoca sometimiento, y en vez de unirla, la separa.

Desde un punto de vista muy básico, sabemos que cuando nos obligan a hacer algo que no queremos, menos ganas tendremos. No solo en ese momento, también en siguientes ocasiones, y cada vez nos gusta menos. Esto tiene un efecto rebote para la persona que obliga a tener sexo, y es que tu pareja pasa de desearlo, a querer evitarlo. Y claro está, pasa factura, y mucha, en tu relación de pareja.

Si a esto le añadimos daños psíquicos que con certeza se van a generar en la víctima, podemos decir que la relación está y estará muy dañada.

 

No es no, enterémonos de una vez

El hecho de sentirnos obligados/as a tener sexo, hace que no nos sintamos respetadas/os. Todas las personas tenemos el derecho a decir NO cuando nos dé la gana, y la persona que tenemos delante no tiene otra opción que respetarlo.

El respeto en una pareja es fundamental en una relación. La libertad de decir que no en el sexo sin que la otra persona se sienta ofendida, es un reflejo de la confianza que se tiene en esa relación. Esa falta de respeto hace que perdamos la confianza en nuestra pareja, que nos decepcione.

Al no ser respetadas, desconfiamos de que nos vuelva a respetar, no solo en el sexo, sino en cualquier otro aspecto. Y esto provoca que la comunicación empiece a fallar (sentimos que no nos entienden, que no nos respetan), y si no existe comunicación, nos alejamos de nuestra pareja. Dejamos de mirarla como antes y perdemos la admiración por ella. Nos ha hecho hacer algo que no queremos y no nos ha respetado. La relación se derrumba, y no por ti, porque tú lo único que has hecho es decir que NO.

 

Si te ha pasado, por favor, háblalo

No tienes nada de lo que avergonzarte. Ni porque haya pasado, ni porque después hayas hecho como si nada. Es normal, estamos muy perdidas y solas en esto. Por eso, háblalo. Con tu mejor amiga, con tu madre, con centros de ayuda a la mujer, con profesionales… con quién tú quieras. Solo por hablarlo, te sentirás mejor.

Te lo dicen las chicas de Girls:

Si eres tú quien lo has hecho

Si lo has hecho y estás leyendo esto, tendrás un remolino de sentimientos. Por un lado pensarás que esto es una exageración, que tú quieres a tu pareja y que jamás violarías a una mujer. Pero por otro lado, puede que hayas leído cosas que te han hecho pensar “¿y si…?” Estoy segura que en ese momento desconocías completamente el efecto que podía tener el no respetar ese “no”. Y que lo último que querías era hacer sentir mal a la otra persona. Pero todos nuestros actos tienen consecuencias, y este es uno de ellos que merece mirar con detenimiento y objetividad.

También te aconsejo que lo hables, con un amigo, con tu padre/madre, con un profesional. Y con tu pareja cuando estés preparado.

 

 


*PongámonosCómodos y digamos que no todas las veces que haga falta. Seamos conscientes en pareja de hasta qué punto esa insistencia puede afectarte a ti y a vuestra relación. No es no. Busquemos ayuda si hemos pasado por eso y no conseguimos superarlo. Y sobre todo: respetemos y seamos libres. NO ES NO.

18 comentarios en “Cuando es tu novio quien te viola

  • Estoy de acuerdo pero esto se complica mucho …..violación es penetrar a una mujer con violencia nunca si ella accede …las mujeres por lo general nunca quieren ser penetradas entonces para qué quiero una mujer en mi vida? ……es complicado no ofender a nadie pero que pasa cuando a nosotros no nos apetece y hay que hacerlo pues es violación también …..he llegado a una determinacion.me olvido del sexo. Y vivo en castidad!!!!!!!!.

  • A Santi,
    No voy a reaccionar a tu comentario como si fueras una persona que en verdad no sabe reflexionar, pues todos tenemos un cerebro y capacidad suficiente para analizar lo que pasa a nuestro alrededor más allá de lo que nos conviene creer.
    Efectivamente, si alguna vez te ha sucedido que tu pareja te ha presionado para tener sexo has sido violado. Es un hecho que por lo que veo no te has parado a pensar mucho ya que lo ves como una exageración. Sentirse presionado a hacer algo supone una anulación de tu voluntad, y aunque el código penal no recoja este caso porque sencillamente da pena, si que recoje otros muchos en los que anular la voluntad viene explícitamente descrito como violación.
    Me gustaría pedirte que la próxima vez que empieces a opinar con un “Me alegro pero…” te ahorres todo lo que va detrás, porque no estás de acuerdo en absoluto, y confundes al personal.
    Hay en algo que tienes mucha razón, para que quieres tú una mujer en tu vida si no quiere ser penetrada. He llegado a la conclusión de que sencillamente tienes razón, pues una mujer que te aporte algo más allá del sexo estaría perdiendo un tiempo muy valioso en alguien que, por lo que se ve, no iba a valorar demasiado más.
    Para terminar me gustaría decirte que no hace falta que te olvides del sexo. Si este artículo te ha agobiado lo suficiente como para que esa idea ronde tu cabeza significa que no te enteras de nada de lo que éste te viene a explicar, pero claro, a lo mejor es que simplemente están exagerando y para haber sido violado de verdad necesitas tener cardenales.

  • Disculpa, con lo de “Me alegro pero…” quería decir ” Estoy de acuerdo pero…”

  • Hola Santi y Andres,

    Lo primero deciros que las opiniones son eso, opiniones, y como tal, hay que respetarlas. La cuestión aquí es, que cada uno tenéis una opinión diferente de la sexualidad, y por lo tanto, actuáis distinto en las mismas situaciones.

    Santi, en una relación de pareja, la mujer es mucho mas que una penetración. Quizás deberías de preguntarle porqué no quiere ser penetrada nunca (tal y como dices). Seguramente su contestación te haga reflexionar y considerar, que detrás de ese no hay algo más que un simple NO.

    Un saludo a los dos.

  • muy cierto aunque a los hombres no reconocemos, pero es muy cierto lo del articulo, mas aun cuando hay una persona de por medio,si saben a lo que me refiero,,

  • Cualquier cosa es considerada violacion ya… Al parecer se perdió el norte de este tema…

  • Hola María,

    No somos nosotros los que decidimos si es o no violación, son las leyes lo que lo indican. De todas formas, cada uno es libre de permitir, por lo que si para ti no te parece violación este tipo de cosas, puedes seguir practicándolo. Pero es necesario que aquellas personas que no quieren pasar por estas situaciones, sepan y esten protegidas. Un saludo.

  • Quizás a quienes les parezca una exageración no hayan tenido que pasar nunca por una situación así. A mi me todo desgraciadamente con mi pareja, padre de mi hijo, y me lastimó tanto psicológicamente que aún no descubro hasta donde. Esto llevo a que hoy la pareja se desmorone. Me culpe mucho tiempo y calle, me hirió más aún. Hoy entiendo lo que pasó y le puedo poner una palabra “violación”. Ya no lo justificó más.

  • Hola, buenas.. Aveces las personas naturalizamos tanto las cosas qe nos terminan dañando. Desde nuestro antepasados, creiamos qe una mujer tenia la obligacion de “atender” (tener sexo) a su marido. Hoy en dia, me di cuenta qe el padre de mi hijo me ha violado varias veces. Pero solo lo pense, en la ultima qe hubo golpes incluidos. Esto paso hace unos meses, y todavia no me animo a contarselo a nadie.. Tengo miedo qe me juzguen o lo qe sea.. Yo me habia dado cuenta qe de a poco fui perdiendo el apetito sexual,, pero pense qe era x una inseguridad mia con mi cuerpo. Y leyendo y buscando cosas en internet,, me di cuenta qe ya me habia violado muchas veces antes de la vez qe me golpeo y penetro a la fuerza… Tengo 22 años y se qe esto me va a llevar mucho tiempo sanar. Ya qe el ha sido el primer hombre en mi vida, y asi cmo aprendi sobre sexo con el, tmb destruyo todo lo qe tenia.. Solo qeria agradecer x su articulo.. Y disculpen si mi relato es medio confuso, es qe no se expresarme bien.. Gracias..

  • Hola tengo 23 años, lo que pasa es q hace unos días me quede en casa de mi pareja, estabamos mal porque habiamos terminado, yo estudio y hago practicas asi q use su compu y luego cenamos. El intento varias veces que yo acceda a tener sexo a lo que yo me negaba. El punto es que yo iba a dormir en su cama y él en la sala, entonces cuando subi a su cuarto a dormir estuvimos discutiendo por celular , él me dijo q era una egoista, que estuvimos a punto de tener relaciones y porque jugaba , etc. Luego subio y me beso, yo le dije q queria dormir y me eche de lado y él me bajo mi pantalón y comenzo a penetrarme a pesar q queria dormir. Se que podrian decir q es mi culpa por ir a su casa a dormir. Pero no deberia respetarme mi pareja si le digo que no quiero tener relaciones?

  • Me sucedió algo así, pero sabía qué algo de eso estaba mal y sólo me culpaba a mí misma por ser ‘incomprensible’ con mi novio al decirle que NO quería. Entonces él me insultó y me dio hasta un ‘ultimátum’ por eso, por no acceder en el momento en que él quiso. Leí éste artículo y siento que debo replantear muchas cosas de mi relación.

  • Hola Ana, decirte que llevas mucha razón, se debería explicar a las niñas que cuando tienes pareja y la amas, a veces harás cosas que no quieras hacer (poner la lavadora, quitar la mesa después de comer… etc), pero que cuando dices NO, siempre es NO.
    Mi experiencia, desde niña siempre ha sido muy mala para con los hombres; Cuando no tienes padre y tienes una madre ausente y alcohólica, los buitres siempre revolotean a tu alrededor. En mi caso, huí de agresores sexuales desde los nueve años, siempre he sido una niña desconfiada y huraña, y eso me ayudaba a que esas personas que se han ido cruzando en mi vida, no tomaran lo que querían de mi (mi hermana menor no tuvo tanta suerte); Ademas de esto, mi madre tenia una relación muy conflictiva con un hombre mucho mayor que ella (durante muchos años casado con otra mujer). Este hombre siempre nos trataba mal. Me insultaba. Me obligaba a comer del suelo o pegaba a mi hermana si yo no le obedecia. Hacia que mi hermana se riera de lo que decía de mi. Me avergonzaba constantemente. pesaba y contabilizaba la comida. Guardaba comida bajo llave y se marchaba sabiendo que no teniamos nada para comer; Venia a casa y se llevaba el dinero para la comida, la luz o el agua… o venia con mucho dinero y pasábamos un fin de semana por todo lo alto, y el lunes, otra vez, la nevera vacía y mi madre tumbada en la cama, borracha, dormida o deprimida.
    Cuando mi madre finaliza esta relación, llega un periodo de felicidad y estabilidad a mi vida. Y de nuevo, conoce a otro hombre y esta vez, me recoge del colegio y nos mudamos a otra ciudad, muy lejos de mis amigos, de la gente que había conocido y en la que confiaba.
    Con el pasar de los meses, el nuevo marido de mi madre empieza a insinuarse. Yo al principio lo ignoro. Y después, se vuelve mas insistente, hasta me dice cosas asquerosas delante de mis nuevas amistades (y las espanta). Mi madre, que muchas veces esta presente, finge que no pasa nada. O, se marcha a su dormitorio y me deja a solas con un hombre de 40 años, cuando yo tengo 14; La insistencia. Las insinuaciones se hacen constantes. Y se mezclan con el alcohol y problemas en la relación de mi madre y su marido; Por las noches debo atrancar la puerta de mi habitación y no puedo dormir. El siempre intenta entrar y me dice cosas horribles desde afuera. A veces, oigo como entra en la habitación de mi hermana menor y la golpea para desquitarse… y así continuo viviendo hasta los 17 años… Tres años en los que abría los ojos y me levantaba de la cama como un resorte, cada vez que oía la puerta de noche. Siempre en guardia;
    Muchos chicos se interesan por mi en ese periodo de tiempo. Pero el logra espantarlos a todos.
    Hasta que conocí a uno que un día (sin yo contarle nada sobre el acoso sexual) le paro los pies a mi padrastro, cuanto este tiro a mi hermana menor del sofá cogiéndola por el pelo (ella estaba dormida) y estaba empezando a patearla en el suelo de mi casa.
    El chico me gustaba mucho. Pero aquel gesto me dejo profundamente impresionada. Nunca nadie me había defendido; Nuestra relación iba bien, pero un día, decido contarle a mi madre lo que pasa (creyendo que esta me abrazaría o algo así) y mi madre me obliga a marcharme de casa. Yo (que habia mantenido el contacto con una amiga de la otra ciudada donde vivi) me dirijo a coger un autobus para irme con esta amiga, pero en el camino, me encuentro a un amigo del que por entonces era mi novio y como me llorando, me dice que vayamos a verle, yo quiero irme a otra ciudad, pero en cuanto mi novio me abrazo, se me paso todo; Nos vamos a vivir juntos y yo siento una apatía vital total. No podía ni levantarme de la cama. Mi novio trabaja y lo hace todo (la casa, la comida), me cuida. Yo le amo, pero me siento muy muy triste, aunque no sabria explicar el porque; Pasa el tiempo y yo nunca quiero tengo apetencia de realaciones sexuales. Mi novio, me quiere y me cuida. Y es muy cariñoso conmigo. Me ha salvado de un infierno si me ha salvado no puede ser malo ¿no?, me digo yo a mi misma cada vez que yo le digo que no y tenemos sexo igual; Cada vez quiero menos tener sexo. Y el cada vez insiste mas. Empezamos a pelear por casi todo (el estado de la casa, la ropa, etc) y el insiste mas; Yo cada vez me siento peor después de tener sexo no consentido con el. Lloro después del sexo. A veces tengo dolores durante días; Secretamente empiezo a odiar a ese otro “el” que toma lo que quiere de mi. Aunque al otro “el”, el que me quiere, me hace reír y me cuida, a ese lo amo, como el primer día; llegan los hijos (una dulce bendición), mi ahora marido es un padre excelente y lo amo. Pero secretamente empiezo a sentir asco cada vez que me toca; Ese asco, se convierte en odio. Ya no quiero que me toque. Ni siquiera le doy un beso cuando llega a casa. Aunque cuando hablo con el por telefono le extraño…; Mi marido no hace mas que decirme que necesita sentirse querido, que lo abrace, que lo bese, que se siente muy mal por como le hablo y por como le ignoro. Pero yo no puedo hacerlo. Ahora siempre estoy enfadada y ya no recuerdo ni porque, ni desde cuando. A veces le odio tanto por tomarme, que ni le dirijo la palabra… le castigo; Hace unos meses mi marido se enamoro de otra mujer (que le da el afecto que yo no le he dado). No me dijo nada, porque no creía que hiciera nada malo. Cuando lo descubrí me sentí muy triste. Muy dolida. muy decepcionada. Lo hemos dejado, pero vivimos juntos, nos amamos, pero tenemos miedo de volver a una relación muy viciada ¿Que puedo hacer?

  • Mi pareja me insiste demasiado en tener sexo, me sobrepasa.
    Estoy agobiada por problemas económicos y me ve triste pero le da igual, se tira sobre mi y me pongo a llorar y se calma.
    Pero me dice que necesita eyacular para relajarse.
    Yo no sé, los hombres son así de bestias con el sexo?

    Creo que tengo una relación enfermiza.

    Yo necesito un abrazo, un beso.

    No se tranquiliza y termino haciendo cosas para calmarlo.

    Lo quiero mucho igual, no es una violación, pero me hace sentir un pedazo de carne y que mis sentimientos no importan.

    Ahora le dije que no podía verlo, porque no tengo ganas de ver a nadie y me dice de terminar. Porque estoy con otro seguro.

    Estoy a punto de quedarme en la calle y me sale con esa idiotez?

    Me he autolesionado, tengo ganas de suicidarme todo el tiempo y no tengo a nadie.
    Mi familia vive en otro país.
    Me siento realmente sola.

  • Hola N96,

    me alegro que el artículo te haya ayudado a sentirte comprendida, a detectar, y darte cuenta de que estas siendo violada por tu pareja. Una vez que esto es así, te animo a que tomes las medidas oportunas para que no se vuelva a repetir. Darse cuenta de la situación que estás viviendo es lo más difícil, pero es necesario para buscar la solución al problema.
    Te dejo mi e-mail por si quieres que hablemos por privado: ana@pongamonoscomodos.com
    Un abrazo y ánimo!

  • Buenos días Danissa,

    lo primero decirte que me alegro que te hayas sentido identificada con el artículo, y que te haya servido para replantearte cosas de tu relación. Estas situaciones son difíciles de detectar, de ver objetivamente y de identificar que la culpa no es nuestra, que tenemos derecho a no tener ganas, y a decir no, sin sentirnos mal con nosotras mismas y con nuestra pareja.
    Por lo que sigue dandole vueltas a tu situación e intenta ponerle solución.
    Mucho ánimo. Un abrazo

  • Buenos días,

    lo primero agradecerte que hayas compartido tu historia, seguramente haya gente que se sienta identificada contigo, y eso les ayude a no sentirse solxs. Aunque me cuentas muchas cosas, me falta mucha información para poder ayudarte en tu decisión. Teniendo en cuenta la situación por la que pasas, por la que has pasado, y las experiencias traumáticas con el sexo, yo te recomendaría que buscaras ayuda de un profesional para poder solucionar los posibles problemas que te han causado las experiencias vividas. De forma que te ayude a gestionarlo y a solucionarlo para conseguir tener una vida sexual, y por lo tanto de pareja, satisfactorias. Las experiencias marcan nuestro presente y futuro, y cuando son traumáticas, lo mejor es buscar ayuda de un profesional.
    Cualquier otra cuestión, te dejo mi mail para que hablemos por privado: ana@pongamosnoscomodos.com
    Un abrazo.

  • Hola Julieta,

    aunque no lo consideres una violación, estas haciendo algo que, no solo no quieres, que ademas te hace sentir mal, y solo para que él se tranquilice. Hacerlo sólo te va a retroalimentar ese mal estar que tienes. Lo más sano es, que utilices la comunicación en pareja para hacerle entender que ahora mismo no tienes deseo sexual por problemas externos a la relación, y que ademas tener relaciones sexuales sin ganas, solo va a hacer que tengas menos ganas todavía.
    En estos momentos lo importante es que te centres en solucionar tus problemas, que él respete tu falta de deseo y que no te presione para tener relaciones sexuales. Para ello, habla con él y explícale de forma que te comprenda y te entienda, tu situación, sentimientos y emociones.
    Y respecto a tus problemas, si ves que no los solucionas y que cada día te sientes peor, te recomendaría que buscaras ayuda profesional de un psicólogo, de forma que te pueda guiar en este proceso.

    Un abrazo

  • Hola anónimo,

    ir a su casa, NO significa que le estes diciendo que quieres tener relaciones sexuales, y más cuando en varias ocasiones le dijiste que no querías, queda bastante claro tu postura, no hay lugar a la duda. Y si a pesar de eso, él te bajó los pantalones y te penetró, es una violación. NO es NO, como tu dices, el respeto en una relación de pareja, es fundamental y necesario. No nos olvidemos de que NO es un derecho.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.