Razones por las que masturbarse es bueno para la salud

Te presento a tu nuevo mejor amigo: el clítoris

Por fin llegó el momento de hablaros del gran desconocido, el único e irrepetible, el más grande y pequeño a la vez, el más sensible, el más placentero, y el único capaz de hacer que las mujeres tengan orgasmos. Ladies and gentlemen, con ustedes: el Clítoris.

Puedo permitirme el honor de presentároslo así, porque no se merece menos. Es el injustamente desconocido entre muchos hombres y mujeres. Todos hemos oído hablar de él, pero algunas/os no saben ni dónde se ubica, ni cuál es su tamaño, ni su función, y por lo tanto, ni pajarera idea de cómo estimularlo.

Esto tiene consecuencias negativas, no solo para el disfrute de la mujer, también para el del hombre. Estas son algunas de las más comunes:

  1. Anorgasmia femenina: El desconocimiento del clítoris provoca falta de orgasmos en la mujer, alrededor de un 25-30% de mujeres no han tenido nunca un orgasmo. Si no se sabe de la existencia de este, la forma que tiene, o cómo tocarlo, difícilmente se llegará al orgasmo.
  1. Factores psicológicos: No haber tenido nunca ningún orgasmo puede provocar inseguridad, baja autoestima, ansiedad, y por lo tanto predisposición a no tenerlo en el próximo encuentro sexual, y como consecuencia, no se tiene.
  1. Problemas de pareja: provoca muchos conflictos por varias razones. La mujer al no tener orgasmos, su deseo sexual con el tiempo cae en picado, algo lógico, porque si a veces teniendo orgasmos nos da pereza, imaginaos si ni siquiera llegamos al clímax. Y por otro lado, la pareja se siente frustrada, ya que no consigue que su novia llegue al orgasmo y en la mayoría de las veces, se culpabiliza de ello. Además, que ella llegue al se convierte en una obsesión, con lo que “disfrutar” pasa a ser un segundo plano, y esto en el sexo nunca es sinónimo de éxito. Con lo cual tenemos aún más frustración, baja autoestima e irritabilidad en la pareja.

 

La mayoría de mujeres que viene a consulta me dicen que son asexuales (no saben lo que eso significa) o que tienen algún problema físico que no les deja tener orgasmos (esto es casi improbable). Y yo les pregunto si saben lo que es el clítoris, la forma que tiene, o si se han mirado alguna vez. Las respuestas suelen ser siempre negativas.

Pensemos que los hombres se ha tocado y mirado los genitales millones de veces, ¿Por qué a las mujeres nos cuesta tanto hacerlo?

A nosotras se junta que la educación sexual es muy deficiente, y el conocimiento del propio cuerpo tabú, con lo que el resultado es muchos casos de anorgasmia.

Miremos esta encuesta real en la que se le pregunta a hombres y mujeres qué es lo que ven (que ya os digo yo que es un clítoris).

“Parece un utensilio”

“la parte de arriba del culo de un dibujo de Angry Bird”

“Una flor de loto al revés”

“Una cáscara de plátano”

“Me recuerda a una cebolla”

“Es el clítoris. Es todo él”

Es bastante impactante lo mucho que se sabe de los genitales masculinos y lo poco de los femeninos.

El tabú de masturbarse o tocarse, ha sido y sigue siendo el gran enemigo de la mujer en la sexualidad y de nuestra sociedad en general.

Hay quien no lo hace porque se siente mal y sucia, porque se avergüenza. Y la que lo hace en la mayoría de las ocasiones nunca lo cuenta.

Para llegar al orgasmo, ayuda una barbaridad saber cómo es el clítoris, tocarlo, experimentar y de esta forma saber y decirle al otro/a, cuál es el punto exacto de tu estimulación plena.

Dejamos que sea la otra persona la que tiene que saber que te gusta, pero si no lo sabemos nosotras, ¿cómo podemos pretender que lo sepa el/ella?

“¿es mi cara el clítoris?”                     “¿Soy yo el clítoris?”                           “…”

 

Ya hablamos de las ventajas que tiene el buen sexo física y psicológicamente, por lo que si aprendemos a tener orgasmos y enseñamos a hacerlo, si lees el post de “los beneficios del sexo” sabrás lo que te espera

 

 

Sabiendo las consecuencias que tiene la anorgasmia femenina, merece la pena dejar de lado los tabúes y adentrarse en el mundo de la sexualidad, conocerse, explorarse, masturbarse y mirarse, para poder llegar al orgasmo deseado.

Me encantaría poder daros algunas pautas de cómo masturbatos, pero cada persona vive la sexualidad de una forma, y el orgasmos son muy subjetivos y personales. Solo os recomiendo que os miréis con un espejo para conocer vuestro clítoris, que os toquéis, que investiguéis y experimentéis. Creedme, nadie en su sano juicio os va a juzgaros por hacerlo, y en cualquier caso, vais a ganar mucho más que perder.

 

 

*PongámonosCómodos y disfrutemos del sexo a solas o en compañía, la experiencia es un grado, así que practiquemos. Y si alguien quiere información más detallada y personal, que no dude en mandarme un mail 😉

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Razones por las que masturbarse es bueno para la salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.