Odiando celebrar el Día Internacional de la Mujer

Feliz día a todos esos hombres y mujeres que luchamos por un mundo más igualitario y justo.

 

 

Aplaudamos este día –aunque sea de una forma tan rara como la de Nicole Kidman– y recordemos que el objetivo es no tener que celebrarlo más. Realmente es sonrojante que se necesite un día para recordar que somos iguales. Así que celebrémoslo, sí, pero luchemos para acabar con él los 364 días restantes.

 

El día de la mujer no debería entender de géneros

Este día no es solo para la mujer. Es también para el hombre. Creo que es contraproducente excluirlos porque no vamos a cambiar nada hasta que los hombres no quieran cambiarlo. Tampoco entiendo que el feminismo sea usado para discriminar ni señalar a otras personas (mujeres u hombres). Es una herramienta para UNIR. Lo explica muy bien Emma Watson en este vídeo:

 

 

Feminismo: cuestión de igualdad y sentido común

Igualdad en cuanto a que no es verdad que las mujeres seamos superiores o inferiores a los hombres. Tampoco es cierto que seamos iguales. No nos engañemos, las mujeres somos diferentes a los hombres. Y esto está bien, el problema viene cuando se usan esas diferencias para discriminar. El que seamos diferentes no justifica la desigualdad. Igualdad es poner cosas distintas a la misma altura. Y eso pide el feminismo de este momento.

Y sentido común que falta en nuestra sociedad. Por ejemplo, hoy he escuchado en la calle a un señor que decía “¿Y por qué no un día del hombre?”. Si escucháis esto y queréis hacer de este mundo un lugar un poco menos ignorante, podéis explicarle pacientemente que este día conmemora el 25 de Marzo de 1911. Día en el que 123 mujeres que trabajaban en condiciones infrahumanas en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York, murieron en el incendio que allí tuvo lugar. Este acontecimiento desató una serie de reivindicaciones que pedían la dignificación de los puestos de trabajo de la mujer.

Si sigue mirando raro, podéis seguir diciéndole que el día que los hombres cobren menos que las mujeres por hacer el mismo trabajo, el día que apenas tengan representación en los altos cargos de cualquier ámbito, o el día que en el día del padre le regalen una plancha… entonces haremos un Día Internacional del Hombre.

Si aún así sigue en sus trece o con el gesto aún más torcido, podéis preguntarle “¿Qué te pasa? ¿Estás en uno de esos días?“. Puede que no le siente bien pero…

 

Cambiemos esto JUNTOS

Han cambiado mucho las cosas pero aún queda mucho por hacer. El Foro Económico Mundial dice que hasta dentro de unos 170 años, no llegará esta reclamada igualdad entre hombres y mujeres. A no ser que nos crionicemos, no lo vamos a ver, pero quizá podemos hacer que en vez de que ocurra dentro de tres generaciones, ocurra en dos. O YA.

De hecho, Google ha seleccionado 13 mujeres que han cambiado el mundo e impulsado el feminismo.

Esta lista no está cerrada: tú puedes ser la próxima en cambiar el mundo. O el próximo. O mejor aún, hagámoslo juntos. Hagamos que este día no sea necesario nunca más.

Y si aún tienes dudas, piérdete en los ojos negros del tío Jesse, e imagínatelo susurrando estas palabras:

 

 

 


*PongámonosComodos y luchemos juntos por un mundo más igual para todos.

Un comentario en “Odiando celebrar el Día Internacional de la Mujer

  • Según me comenta una lectora de nuestro blog (¡¡Gracias Virginia!!), sí hay un día Internacional del Hombre, se celebra cada 19 de noviembre. Sus objetivos principales son abordar temas de salud masculina y resaltar su rol positivo. Apuntado queda en la agenda para celebrarlo 😉 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.