Cómo acabar con la soltería

Reconozcámoslo, todas en algún momento de nuestra vida hemos deseado con todas nuestras fuerzas tener pareja.

Hemos estado en esa situación en la que tu mejor amiga, que lleva 3 años con su novio, te dice las típicas frases hechas que te repatean: “cuanto menos lo busques antes llega”, “aparecerá cuando menos te lo esperes” o “ no hace falta salir de fiesta, lo puedes encontrar comprando el pan”. Y es en ese momento en el que estás tan desesperada que incluso te las crees, y al día siguiente vas al supermercado con tu rímel y tu tacón, y miras al carnicero que te pregunta si lo quieres cortado fino pensando “¿será él?”.

 

Pues sí, sí puede ser una realidad que encuentres a el hombre o mujer de tu vida en el súper (una entre un millón), o que no lo encuentres nunca porque lo buscas desesperadamente. Y lo siento, pero buscar el amor es la única excepción en la que cuánto más te esfuerces por tenerlo, menos lo consigues.

Y es que no nos damos cuenta, pero nuestras necesidades e inseguridades las proyectamos en la otra persona. Esto quiere decir que buscas a personas que están tan desesperadas como tú e inconscientemente, las atraes. Sí, es así.

Si yo busco una pareja, encontraré a una que busque lo mismo de mi. Y cuando dos personas tienen inseguridades (no resueltas), es realmente difícil que una relación salga adelante, o por lo menos que nos aporte la felicidad que buscamos en ella. Asegurémonos de poder lidiar con esas inseguridades y necesidades, para poder encontrar (NO buscar) en condiciones. Como siempre digo, todo tiene solución, y en esta situación, que es muy común, hay que trabajar con uno mismo e intentar ser sincero y averiguar cuales son las razones por las que crees que buscas desesperadamente una pareja.

Esa puede ser una situación, pero existe otra no menos rara y es, la de conocer a alguien en un bar, un amigo/a de un amigo/a, o por tinder, que ese día está más recíproco de la cuenta, pero que no tiene intención alguna de tener pareja, y con el/la que consigues conectar. O mejor dicho, con el/la que tú consideras que has conectado. Desde esa misma noche, empiezas a imaginarte la viajes, cenas, sexo, le sacas todos sus puntos positivos, le analizas su Facebook e Instagram, y te convences de que te gusta. Que aunque sea bajito/a, no pasa nada: tú prima es más alta que su marido y son felices.

 

Como estás en ese punto en el que “te gusta”, le escribes y quieres que te escriba, y si no lo hace te mosqueas. Y decides que ya no más, pero al día siguiente le das otra oportunidad y le vuelves a escribir. Así hasta que llega el momento de “la conversación” con él/ella. Y ese alguien solo quiere salir corriendo (o bloquearte en el whatsapp), y no volver a verte. ¿Y por qué pasa esto? Porque estás tan desesperada por tener pareja que solo le ves lo positivo y quieres que te quiera ya. Y le agobias, porque solo quería pasar un buen rato (sexo, vaya). Y si en algún momento, por remoto que fuera, tuvo la más mínima duda contigo, tú se la quitaste fulminantemente. Y todo por “exigirle” cosas que todavía no estabas en tu derecho de pedir, porque solo lo conoces desde hace 6 días, y ya se ha esfumado.

Pues esto es lo que pasa cuando tienes unas ganas ansiosas por tener pareja.

Para que os quedéis mas tranquilas, esto no es un problema, simplemente, que es una perdida de tiempo, ya que realmente esa no es la pareja que estas buscando, ni la que te va a hacer feliz. Así que mientras que trabajas en tus inseguridades y necesidades, disfruta de la soltería, que luego cuando tus amigas se vayan de cena/fiesta y tú tengas que quedarte con tu pareja porque está malo/a, no te podrás quejar. O cuando tengas un día malo en el curro, no siempre eches de menos a esa persona que podría hacerte la cena y darte cariño, porque puede que llegues y haya tenido un día peor que el tuyo, y te toque a ti consolarle.

*PongámonosCómodos y pensemos que, tener pareja tiene muchas cosas buenas, pero estar soltera también, y hay que disfrutar de ambas cada una a su tiempo. Mientras llega o no llega, disfrutemos de todo nuestro tiempo para hacer lo que queramos y dedicarnos a nosotras.

1 comentario en “Cómo acabar con la soltería

  • Me sentí identifica con el punto dos. He pasada dos años en relaciones causales y salia con chicos por ser «educada» y no porque en realidad me interesaban. Ahora esto con alguien que debo aceptar tengo idealizado, quizá por el hecho de que me siento bien con él siendo yo misma y además porque ha puesto empeño porque esto funcione. Veremos en que queda porque actuó como el punto dos y se que debo tomarme las cosas con calma. Ame el post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.